Nuestros Horarios de atencion son:
de Lunes a Viernes de 9 AM - 20 PM
y Sabados de 9 AM - 15 PM.

+5634 234 5323
+5634 237 2029

Reportajes

Blefaroplastia (Refresca tu Mirada)

Dr. Pablo Vigorena

La blefaroplastia o cirugía de los párpados es una intervención que permite refrescar y rejuvenecer la mirada de mujeres y hombres que quieran mantenerse activos y vigentes, la que consiste en eliminar tejidos excesivos y reforzar otros.

Las bolsas, tanto de los párpados superiores como inferiores, se deben tanto a características genéticas como a la edad, lo que causa debilitamiento de los tejidos de sostén provocando flacidez, haciendo que el tejido graso que envuelve al ojo sobresalga, elevando la piel, lo que se ve como bolsas, tanto de los párpados superiores como inferiores.

Si bien la grasa es un factor protector del ojo, un exceso de ella es molesto y transmite un aspecto cansado y triste de la mirada.

La blefaroplastia, es una cirugía que retira los excesos de piel. La grasa se retira en menor medida, buscando mas bien redistribuirla obteniendo así un aspecto descansado y rejuvenecido.

Para las “patas de gallo”, arrugas de la frente y “ceño fruncido” el tratamiento quirúrgico se puede complementar con la aplicación de toxina botulínica (Botox) y algunas sustancias de relleno para borrar pliegues profundos.

Ptosis Palpebral

Así se le llama a la disminución de la apertura palpebral o caída del párpado. Este problema puede ser congénito (desde el nacimiento) o adquirido. Las causas pueden ser por una mala formación del músculo elevador o que este se haya soltado del párpado dando un aspecto somnoliento y cansado a la persona. La cirugía consiste en potenciar el músculo permitiendo de esta manera una mayor entrada de luz al ojo y mejorando la visión, así como restituyendo un aspecto activo al paciente.

Epifora O Lagrimeo

El lagrimeo se puede producir básicamente por un exceso en la producción de lágrimas o por una obstrucción en la salida o drenaje de la lagrima, que en condiciones normales debe pasar desde la parte interna del ojo hasta la zona inferior de la nariz. Conjuntivitis infecciosas o alérgicas producen un exceso de lágrimas. La obstrucción del conducto lagrimal en tanto impide el paso normal de la lagrima desde el ojo a la nariz. Para confirmar si el lagrimeo se debe a una obstrucción y poder definir a que nivel se encuentra dicha obstrucción se debe realizar un examen minucioso y específico, pudiendo entonces plantear que tipo de tratamiento se requiere.

Las obstrucciones pueden comprometer tanto partes blandas (párpado: puntos y canalículos lagrimales), como también el conducto que atraviesa el hueso hasta la nariz. Dependiendo del nivel de la obstrucción y la edad del paciente se deberá decidir entre poner un tubo de silicona temporal (1 mes), un tubo definitivo (Jones) o realizar un nuevo canal a través de la obstrucción ósea. Son cirugías que se realizan con anestesia general, pero no toman más de 30 minutos en manos expertas.

En clínica Aconcagua contamos con un equipo de especialistas y la tecnología para resolver estos problemas

Regresar